Avisar de contenido inadecuado

SANTIAGO 2: 1 - 4.- "Distinción de clases sociales"

{
}

SANTIAGO

(Santiago 2: 1 - 4) 1 “Hermanos míos, ¿Ustedes tienen la fe de nuestro Señor Yahoshúa el Cristo nuestra gloria, con prácticas de favoritismo? 2 Entonces, si entra en una reunión de ustedes un hombre con anillos de oro en los dedos y con ropa espléndida, pero entra también un pobre con ropa abandonada".(desaliñada, sucia, despreocupado por suapariencia, negligente, dejado, desaseado, indiferente a su apariencia), 3 pero ustedes miran con favor al que lleva la ropa espléndida y dicen: “Tú toma este asiento aquí en un lugar excelente”, y dicen al pobre: “Tú quédate de pie”, o: “Toma tú ese asiento allá debajo de mi escabel”, 4 Entonces es verdad, que tienen distinción de clases entre sí y han llegado a ser jueces que dictan fallos perversos e injustos".

-------------------
(Santiago 2: 1 - 4)1 Hermanos míos, ¿Ustedes tienen la fe de nuestro Señor Yahoshúa el Cristo nuestra gloria, con prácticas de favoritismo?


Santiago les hace una pregunta subrepticia, donde hace sobresalir una actitud dañina y destructiva en la fe de las personas a las que afecta, no solo al que discrimina, sino también de manera más profunda, a quién es marginado tan solo por su pobreza económica como pobreza cultural. Porque, hasta es posible que no se trate de pobreza de cultura, sino, una profunda pobreza económica, donde tiene que escoger comprar productos de limpieza o alimentarse, o decidir comprar sus medicamentos o elementos de limpieza, o alimentar a su familia ¿Usted, lo ha pensado de ese modo?
Ahora si tal hermano o hermana, es desalineado por una costumbre personal de vivir de ese modo ¿Debe ser rechazado, discriminado? ¿No!

Nuestra labor espiritual como parte de la iglesia de Yahoshúa el cristo, es llevarlo a que tenga una condición de limpieza personal. También debemos tener en cuenta que esa condición de dejadez personal, para nuestro señor Yahoshúa el Cristo no tiene la menor importancia. Lo que realmente le interesa a nuestro señor es tal o tales personas, desean tener su condición espiritual limpia, aseada con respecto a la verdad del Padre Altísimo y Soberano. Así mismo, ese amor al prójimo que debemos tener y cumplir sin falsedades e hipocresía, nos debe llevar a que esa persona o esa familia, tenga sus necesidades de limpieza personales a su alcance. De otro modo, no podemos ni debemos decir, soy discípulo del cristo y en realidad debemos tener vergüenza de avergonzar la enseñanza del Padre Justo Fiel y Glorioso, por medio de nuestro único mediador, Yahoshúa el Cristo.

Posiblemente, usted tiene esa fe que debe tener todo obediente a las buenas nuevas que por bondad inmerecida nos ha llegado a cada uno de nosotros, mediante el sacrificio del primogénito del Padre Altísimo, donde su sangre fue derramada para comprarnos y rescatarnos del poder diabólico, satánico y demoníaco de este sistema de vida.

Pero...no tiene suficiente recursos para realizar esta maravillosa obra de fe, en ayudar a hermanos o familias enteras en su necesidades. Quizás a llegado a pensar ¿Como lo hago?

Es sencillo hermano o hermana, es muy simple. Esa bondad, esa actitud de misericordia que usted o ustedes siente en su corazón, deben compartirla con el resto de nuestra hermandad de la misma localidad, del mismo país o de otros naciones. Al compartir ese deseo de ayudar, se multiplicará, no solo en su región sino a través del mundo. Y eso se extenderá no solo a nuestras familias en la fe, sino a todas las familias de cualquier parte de la tierra, y ese será un testimonio de la verdadera hermandad mundial de la iglesia espiritual del Cristo.

UNA ACTITUD QUE NOS CONDENA

“...Entonces, si entra en una reunión de ustedes un hombre con anillos de oro en los dedos y con ropa deslumbrante, pero entra también un pobre con ropa sucia, pero ustedes miran con favor al que lleva la ropa espléndida y dicen: “Tú toma este asiento aquí en un lugar excelente”, y dicen al pobre: “Tú quédate de pie”, o: “Toma tú ese asiento allá debajo de mi asiento”...,

Como podemos observar, les presenta una escena donde los hace protagonistas de una situación de favoritismo entre los discípulos del Mesías ricos y pobres. Donde el rico es favorecido mientras que los discípulos pobres, sufren humillación a causa de ser rechazados por su condición social desfavorable, desde el punto de vista de ese hombre rico dentro de la escala social de altos ingresos en sus recursos económicos, con que se conduce el mundo.
De este modo, Santiago los hace reflexionar, diciendo de manera concreta: ¿Esa es la actitud que nuestro señor Yahoshúa el Cristo enseñó?

“...DISTINCIÓN DE CLASES SOCIALES...”

¿Es verdad, que tienen distinción de clases entre sí y han llegado a ser jueces que dictan fallos perversos e injustos?
 
Por lo que dice Santiago, parece que el segundo mandamiento de amar al prójimo como a uno mismo no estaba siendo una realidad.
Por que cuando hay distinción de clase entre los discípulos del Mesías y con el resto de nuestro semejantes, el amor, la desobediencia a desaparecido y la hipocresía de ha manifestado en nuestro corazones.

Dejó de ser un mandamiento y pasa a ser una piedra en el zapato, para aquellos que piensan que son seres humanos superiores, por el solo hecho de tener una posición económica solida y desahogada. Entonces, por si lo ha olvidado ¿Cual es el mandamiento de amor al prójimo?

(Lucas 3:11) “En respuesta les decía: “El que tiene dos prendas de vestir interiores comparta con el que no tiene, y el que tiene comestibles haga lo mismo”.

Con tan solo una gota de amor por su hermano espiritual, deberíamos entender que no es su deseo presentarse en esa condición para obedecer al Padre Justo.
Si tuviéramos una gota de sentido común nos daríamos cuenta que tales personas no tienen los medios para lograr asearse correctamente, hasta es posible que a tenido que elegir entre alimentarse el y su familia o comprar elementos de limpieza personal. Y esto es si es que tuvo para decidir entre una y otra cosa, por que es posible que no haya tenido ni para alimentarse como sucede generalmente en este sistema que margina, y es una verdadera trituradora de carne humana.

(1 Juan 3:15-18) “. . . Todo el que odia a su hermano es homicida, y ustedes saben que ningún homicida tiene la vida eterna como cosa permanente en él. En esto hemos venido a conocer el amor, porque aquel entregó su sangre por nosotros; y nosotros estamos obligados a entregar hasta nuestra vida por nuestros hermanos. Pero cualquiera que tiene los medios de este mundo para el sostén de la vida, y contempla a su hermano pasar necesidad, y así mismo, le cierra la puerta de sus tiernas compasiones, ¿De qué manera permanece el amor del Padre en él? Hijitos, no amemos de palabra ni con la lengua, sino en hecho y verdad.”

(1 Pedro 1:22) “Ahora que ustedes han purificado sus almas por la obediencia a la verdad con el cariño fraternal sin hipocresía como resultado, ámense unos a otros intensamente desde el corazón.”

(Mateo22:39) “El segundo, semejante a él, es este: ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’. . .”

¿Que entenderán los devotos de las religiones sobre este mandamiento? ¿Cuál es el concepto que las doctrinas religiosas le aplican a este mandamiento? ¡Claro que lo sabemos al dedillo!
Es muy evidente que no entienden nada, y nada podemos esperar de ellos, por que aceptan sin prejuicio alguno que sus ministros bendigan las armas para matar a sus semejantes. O que haya discriminación en sus congregaciones, donde dicen, o hacen creer, que el amor abunda porque les han hecho creer que son la religión verdadera. Es muy evidente que los han instruido para odiar, marginar y discriminar usando hasta las mismas escrituras, donde han cambiado el concepto general de la enseñanza del Padre Justo Fiel y Glrioso, por medio de su hijo, Yahoshús el Cristo.

(Continúa)
gustavoeliomoreira57@gmail.com 

{
}
{
}

Deja tu comentario SANTIAGO 2: 1 - 4.- "Distinción de clases sociales"

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre