Avisar de contenido inadecuado

MATEO 24: 20 AL 22.- "Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo"

{
}

MATEO 24: 20 AL 22.-


(MATEO 24:20-22) 20“ORAD, QUE VUESTRA HUIDA NO SEA EN INVIERNO NI EN DÍA DE REPOSO; 21 PORQUE HABRÁ ENTONCES GRAN TRIBULACIÓN, CUAL NO LA HA HABIDO DESDE EL PRINCIPIO DEL MUNDO HASTA AHORA, NI LA HABRÁ. 22 Y SI AQUELLOS DÍAS NO FUESEN ACORTADOS, NADIE SERÍA SALVO; MAS POR CAUSA DE LOS ESCOGIDOS, AQUELLOS DÍAS SERÁN ACORTADOS.”


Es lógico pensar que cualquier situación que se debe padecer en invierno, es más dura por el hecho que se necesita más alimento y cobertura adecuada en la época invernal. Pero en vista de que ya sabemos, como se explicó en el artículo anterior ¿Es estrictamente sobre el invierno que Yahoshúa habla? No, porque la tierra tiene cuatro estaciones y estas se distribuyen a través del mundo y donde es inverno, en otra parte de la tierra, puede ser, otoño, verano o primavera.

Él sigue hablando desde el punto de vista espiritual, como lo venía efectuando sobre este aspecto que intrigaba a sus discípulos. De modo que cuando se refiere al invierno, es decir a una condición fría, hace referencia a lo que ya había dicho sobre la situación moral, a la conducta que reinaría, a una condición espiritual de las personas en la parte final de este sistema. Observe:

(2 Timoteo 3:2) “Porque los hombres serán amadores de sí mismos, apasionados de las riquezas, creídos, altivos, fanáticos, rebeldes a los padres, ingratos, traicioneros,”

(Romanos 1:30) “mentirosos disimulados, aborrecerán al Creador Altísimo, audaces, arrogantes, alabanciosos, inventores de cosas perjudiciales, desobedientes a los padres,”

(1 Timoteo 1:9) “con el conocimiento de este hecho: que la ley [espiritual] no se publica para el justo, sino para violentos e ingobernables, indiferentes y pecadores, faltos de bondad amorosa, y corrompidos, parricidas y matricidas, y homicidas,”

El Mesías está hablando de manera estricta de la condición humana que se vivirá en la parte final de este sistema de cosas.
Los valores humanos y los valores de convivencia como se conocían en el desarrollo social en tiempos pasados, ya no existirán. Lo que prevalecerá será las malas actitudes y sentimientos de maldad, odio, envidia, las injusticias serán moneda corriente, en todos los ámbitos donde la humanidad se desarrolla con una apariencia de “seres civilizados”.
Ahora si usted observa que estas situaciones se están dando no solo en su entorno o suburbios, sino que está ocurriendo en todo los rincones del mundo, en todas las clases sociales ¿No piensan que las sagradas escrituras dice la verdad? ¿No siente atracción para leerla, para saber de ella y el concepto que vierte sobre la verdad del Padre Eterno, y no de los hombres y sus religiones con doctrinas engañosas?
Este es el invierno en referencia a la falta de moral, de falta de conducta, ausencia de piedad, donde la insensibilidad será la actitud cotidiana, de estas faltas es lo que habla Cristo.

Esta será una condición que nunca se dio a nivel social de manera global. La falta general y sistemática de amor, de bondad, de respeto, que producirá una situación de vida difícil de soportar.
En todos los estamentos sociales la corrupción es evidente a tal punto que la sociedad se acostumbró a resignarse al vivir en esta condición.
Los derechos humanos solo contemplan los derechos de los infractores de ley, y los damnificados exclaman por justicia.
Todo lo que el ser humano puede manifestar por medio del corazón en base a los sentimientos que este impulsa o de la conciencia social y de la buenas costumbres, serán actitudes que las personas tomarán con mucha precaución, las experiencias que se viven son realmente de un enfriamiento profundo de los valores del amor, la bondad y el respeto.

(Mateo 24:11-12) “y por el aumento de la injusticia se enfriará el amor de la mayor parte”.

Las personas que manifiestan fe en el Padre Eterno, están bajo miradas de ironía, de burla y hasta desprecio. Los apóstoles por medio del espíritu de la verdad, ya habían profetizado sobre esta condición social en la parte final de este sistema.

(Romano 1:28-32) 28 “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta al Padre Glorioso, él los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y perversidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores del Creador Altísimo, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio del Padre Justo, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.”

Miqueas 7:4) “El mejor de ellos es como el espino; el más justo, como maleza; el día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora será su confusión".

Por esto dice Yahoshúa el Cristo “que vuestra huida no sea en invierno…” nadie tendrá piedad de nadie, así como ocurrió en el 70 E.C. donde se cumplió la profecía que el Padre Justo mismo declaró. Y como podemos ver ya estaba profetizado, desde los tiempos en que Israel era liberado del poder de Egipto.

(Deuteronomio 28:53 – 55) 53“Y comerás el fruto de tu vientre, la carne de tus hijos y de tus hijas que el Padre Excelso, en el sitio y en el apuro con que te angustiará tu enemigo. 54 El hombre tierno en medio de ti, y el muy delicado, mirará con malos ojos a su hermano, y a la mujer de su seno, y al resto de sus hijos que le quedaren; 55 para no dar a alguno de ellos de la carne de sus hijos, que él comiere, por no haberle quedado nada, en el asedio y en el apuro con que tu enemigo te oprimirá en todas tus ciudades.”

Piense en esta situación en que Israel pasó como experiencia amarga tan solo por el hecho de no escuchar al Padre Justo y Fiel, el Padre Eterno. Los hombres desconfiaban de sus esposas cuando conseguían alimento o alguna ayuda, el pensamiento era, ¿Qué tuvo que conceder para recibir en esas condiciones apremiantes que todos padecían? La situación fue más que desesperante.
También se veía como una carga innecesaria, una boca más para alimentar por la que las mujeres y sus hijos eran observados como alimento en caso de… y no como un bien preciado de parte del Creador Supremo fuente de la vida. Nadie se preocupaba por nadie solo trataban de saciar sus necesidades inmediatas, como el hambre y la sed y la posibilidad de seguir vivos sin importar el modo en que se logre.
De este invierno es del que Cristo habla y luego dice:

“… NI EN DÍA DE REPOSO; PORQUE HABRÁ ENTONCES GRAN TRIBULACIÓN, CUAL NO LA HA HABIDO DESDE EL PRINCIPIO DEL MUNDO HASTA AHORA, NI LA HABRÁ.”

Cuando Yahoshúa hace referencia al día de reposo no es nada más que lo que explicó una y otra vez. Así como el Padre dispuso un día en que el pueblo de Israel debería descansar y que ese día se tomaría para todo lo relacionado a la adoración y las disposiciones reglamentarias y estatutos y mandamientos que se debían poner por obra. Este era un recordatorio semana a semana en Israel.

(Éxodo 31:16,17) 16 “Guardarán el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. 17 Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo el Creador Soberano los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.”

En este día nadie hacia nada por nadie según la tradición de los israelitas. No se debía hacer el más mínimo esfuerzo para no pecar la tradición de fanatismo religioso, que practicaban los judíos que era más allá de lo que el Padre había mandado obedecer.
Recordemos cómo era la situación en aquellos días, en la que la adoración había sido adulterada por tradiciones religiosas por los sacerdotes del Templo y los reyes de Israel.

(Mateo12:1 – 8) 1“En aquel tiempo iba Yahoshúa por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. 2 Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. 3 Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; 4 cómo entró en la casa del Padre, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? 5 ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? 6 Os digo que uno mayor que el templo está aquí. 7 Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; 8 porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo”.

El día de descanso o del sábado como otras traducciones hace alusión a este texto. Es cuando los obedientes verdaderos al Padre, y los que practican y enseñan las doctrinas de las religiones se harán evidentes.

Y cuando empiece ese feroz sufrimiento profético descripta como la que nunca hubo ni habrá, los que ya estén el día de reposo con el Mesías, sucederá lo mismo que en Israel en que cuando cumplían el día de descanso, nadie hacia nada por nadie.
Es decir, todos aquellos que fueron enseñados por doctrinas de hombres, actuarán con muchas injusticias contra sus semejantes, porque en sus corazones, no hubo, no hay, ni habrá nada bueno. Porque los mandamientos del Cristo, para los que dicen ser cristianos, en esas instancias no tendrá valor alguno.
Pero, para los obedientes de la palabra del Padre Eterno y del sacrificio de Yahoshúa el Cristo, está la firma promesa:

(Jeremías 50:34) “El redentor de ellos es el Fuerte; el Altísimo de los ejércitos. De cierto auxiliará la causa de ellos para hacer reposar la tierra, y turbar a los moradores de Babilonia.”

Las malas experiencias de todos los que buscan al Padre con espíritu y con verdad, sufrimos las consecuencias por el solo hecho de tener fe y obedecer los mandamientos. Es exactamente lo que hizo nuestro mediador y rey Yahoshúa el Cristo.

Él sabe en carne propia la maldad de los hijos de este sistema del mundo. Él lo padeció y se apresurará a darnos socorro, dándonos fuerzas en nuestra fe y obediencia, para que la bondad inmerecida del Padre Justo y Fiel, sea una realidad para todos los que los aman.

(Isaías 53:3) “Fue despreciado y fue evitado por los hombres, un hombre que era para dolores y para estar familiarizado con la enfermedad. Y hubo como si fuera el ocultar uno su rostro de nosotros. Fue despreciado, y lo consideramos como de ninguna importancia”.

(Mateo 26:67) “Entonces le escupieron en el rostro y le dieron de puñetazos. Otros le dieron de bofetadas”,

Cuando dice para hacer reposar la tierra se refiere a la parte firme, constante e invariable de la adoración que es cumplida de acuerdo a sus mandamientos. De allí que se dice que el Padre es el fuerte el cual abogará por ellos.
Es significativo el hecho que este día de descanso entra hasta la parte más profunda del santísimo mismo, el Mesías dice:

“PORQUE EL HIJO DEL HOMBRE ES SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO.”

Las personas que entran en ese descanso, es porque en tiempo de paz relativa, se preparaban para alcanzar ese día de reposo y lo esperaban con anhelo. Sabían por medio de las escrituras que se avecinaban tiempos muy difíciles, por lo que se instruyeron y se capacitaron para vivir en esos días de invierno espiritual y moral, en que les tocaría vivir. Esto recuerda a las diez vírgenes que el Mesías ilustró en una oportunidad similar:

(Mateo 25:1 – 9) 1“Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes [la iglesia espiritual del Cristo y las iglesias carnal de las religiones] que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. 2 Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. 3 Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4 mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. 5 Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. 6 Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 7 Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.8 Y las insensatas [los que dicen ser creyentes pero que no escuchan la verdad y siguen las doctrinas de hombres] dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas [luz espiritual] se apagan. 9 Las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, vayan a los que venden, y comprad para vosotras mismas [porque todo tuvo su tiempo].”

Así ocurrirá en ese día se conocerá la diferencia entre las personas prudentes y las insensatas. Las prudentes disfrutarán de ese día de descanso junto a Yahoshúa el Mesías, las insensatas estarán buscando aun la posibilidad de lograr ser parte de ese día. Pero Él mismo ha dicho:

(Hebreos 3:11,18) 11“Por tanto, juré en mi decepción: No entrarán en mi reposo. --- […] --18 ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron?”

(Hebreos 4:11) “Procuremos, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.”

(Apocalipsis 14:11,12) 11“y el humo [será el recuerdo de lo que sucedió] de su tormento [de su propia inmolación por desobediencia] sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo [no tienen parte en la adoración al Padre Eterno] de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. 12 Aquí está la paciencia de los gloriosos, los que guardan los mandamientos del Padre Justo y la fe de Cristo.”

Yahoshúa el Cristo es señor en el día de reposo. Porque él, es quien dará paz a todo ser viviente que tiene fe con obras, en base a la obediencia de sus mandatos para vida eterna.
De acuerdo a las escrituras, las dificultades serán muy extremas, tal será la situación que el Dios de este mundo generará, que el Mesías nuestro señor nos dice:

“…Y SI AQUELLOS DÍAS NO FUESEN ACORTADOS, NADIE SERÍA SALVO; PERO POR CAUSA DE LOS ESCOGIDOS, AQUELLOS DÍAS SERÁN ACORTADOS.”

Es muy evidente que los que Adoran al Padre de la manera como él lo requiere en su palabra, pasarán dificultades extremas. Porque todos, absolutamente todos estarán en la misma condición. Y aun tendrán que soportar la disciplina de parte de Él, disciplina para vida y no para muerte. Por tal motivo el Padre Justo mismo dice:

(Isaías 65:8,9) 8 “Así ha dicho Él: Como si alguno hallase mosto en un racimo, y dijese: No lo desperdicies, porque bendición hay en él; así haré yo por mis siervos, que no lo destruiré todo. 9 Sacaré descendencia de Jacob, y de Judá heredero de mis montes; y mis escogidos poseerán por heredad la tierra, y mis siervos habitarán allí.”

(Jeremías 30:11) “Porque yo estoy contigo para salvarte; pero haré un exterminio entre todas las naciones a las cuales te he esparcido. Pero en tu caso no haré exterminio. Y tendré que restaurarte hasta el grado debido, puesto que de ninguna manera te dejaré sin corregidor.”

Este correctivo, no se refiere a castigo divino. Este correctivo, es por medio de su palabra. Observe como dice el Altísimo en primer lugar:

“…Porque yo estoy contigo para salvarte…”

Esta salvación será fundamentada en el entendimiento, en la comprensión de todo lo que significa la verdad, en relación al sacrificio de su hijo, para que Él nos extienda su bondad inmerecida, y no su castigo, como se expresan en las traducciones bíblicas de las doctrinas religiosas, en este mismo versículo.
Esta fue la expresión del Padre de amor y de Justicia:

“…Y tendré que restaurarte hasta el grado debido, puesto que de ninguna manera te dejaré sin corregidor.”

Esta es la bondad inmerecida del Padre, que no se basa en castigo como tampoco de censuras, condenas, como tampoco de juicios, sino de amor, de bondad inmerecida y de Justicia.
En esa oportunidad que el Padre Soberano nos dará, depende de cada uno de nosotros reconocer la verdad, su justicia y su bondad.
Pero, debe tener presente lo que dijo Yahoshúa el Cristo nuestro señor:

(MATEO 24:22) “…Y SI AQUELLOS DÍAS NO FUESEN ACORTADOS, NADIE SERÍA SALVO; MAS POR CAUSA DE LOS ESCOGIDOS, AQUELLOS DÍAS SERÁN ACORTADOS.”

Esto significa que la maldad, el odio, la repulsión hacia la verdad, y sobre aquellos que la enseñan y la publican, será una prueba que el Dios de este sistema de vida nos pondrá, para que renunciemos y reneguemos del Padre Altísimo, del Cristo, de la sangre derramada con que nos compró, y de la verdad del espíritu de la verdad del Padre Altísimo Y Soberano.

(Revelación 2:10-11) 10 “No tengas miedo de las cosas que estás para sufrir. ¡Oigan! El Diablo seguirá echando a algunos de ustedes en la prisión para que sean puestos a prueba plenamente, y para que tengan tribulación diez días. Pruébate fiel hasta la misma muerte, y yo te daré la corona de la vida. 11 El que tenga oído, oiga lo que el espíritu dice a las congregaciones: El que venza, de ninguna manera recibirá daño de la muerte segunda’”.

(Hebreos 2:18) “Por cuanto él mismo ha sufrido al ser puesto a prueba, puede ir en socorro de los que están siendo puestos a prueba”.

No lo olvide, no estará solo, Yahoshúa lo vivió en carne propia y nos asistirá. ¿Qué, nos librará de esas pruebas? No.
Nos hará recordar permanentemente el por qué Él, derramo su sangre por nuestra causa. Si él nos librara de tales sufrimientos, el Dios de este sistema de vida, el querubín homicida, dirá que soportamos la prueba porque Yahoshúa, nos libró.
debemos demostrar que resistimos hasta morir si es necesario, con nuestra fe y amor, por toda la bondad inmerecida de nuestro Padre Creador del Cielo y la tierra, y al descendencia prometida, Yahoshúa el Cristo nuestro salvador y Rey.

(Continúa)
gustavoeliomoreira57@gmail.com 

{
}
{
}

Deja tu comentario MATEO 24: 20 AL 22.- "Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo"

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre