Avisar de contenido inadecuado

Apocalipsis 1: 17, 18.-

{
}

Apocalipsis

(Traducción La santa Biblia Dios habla hoy 1996)

(Apocalipsis1:17,18)  17“…Al verlo, caí a sus pies como muerto. Pero él, poniendo su mano derecha sobre mí, me dijo: "No tengas miedo; yo soy el primero y el último, 18  y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre. Yo tengo las llaves del reino de la muerte…”

0000

       Hágase la imagen en su mente de la visión que vio Juan; el arcángel Miguel, el hijo del hombre estaba hablándole pero ahora también es el sumo sacerdote en el templo del Padre Excelso en los cielos de los cielos, es decir en la parte más profunda del templo del Padre justo. Dice Juan,

“Al verlo, caí a sus pies como muerto”.

No seria lógico llegar a pensar que el Apóstol tenga un terror tenebroso o confuso por ver al Mesías en esa maravillosa condición que como Apóstol es la que el enseñaba que todo ser humano necesita, es decir, condición de sumo sacerdote del hijo del hombre a favor de todo los humanos que ejercen fe en el para recibir el beneficio de la vida eterna.

Es el mismo Mesías al cual el acompañó en su ministerio de las buenas nuevas del reino del Padre Excelso. Este temor que siente Juan es por la condición que nos encontramos todos, Juan sabe que no es digno de que le hable ese ser tan maravillosamente justo, que no es merecedor de estar frente a esa refulgente radiante gloria, por lo que lo embarga el gozo de esa experiencia y la vergüenza de su imperfección lo que produce una reacción combinada que lo inmoviliza.

       Recordemos que Adán y Eva no padecían de esta condición que produce un muro en la relación con el Padre Eterno. La moral y su conciencia eran perfectas, irreprensibles, intachables. Hasta que la perdieron por falta de amor entregando a toda su prole a la imperfección y muerte. Es por esto que Juan no puede, a pesar de su gozo; mantenerse en pie aunque lo desee lo supera la santidad.

Gén 2:25  “Tanto el hombre como su mujer estaban desnudos, pero ninguno de los dos sentía vergüenza de estar así.”

       Pero, a pesar de todo lo explicado algo maravilloso le sucede a Juan y el lo dice de este modo:

“Pero él puso su mano derecha sobre mí, y me dijo: "No tengas miedo.” 

¡La mano derecha sobre el! Recordemos, que esa es la mano en la queel hijo del hombre tenía las siete estrellas. Además como  veremos en capítulos más adelante siempre es la mano derecha la que entra en escena tanto la de los Ángeles, del Mesías o del Padre Excelso.

Es muy importante el que se vea la mano derecha, tiene que ver con el aval, garantía, con la palabra el refrendo de ella. Veamos un ejemplo entre otros tantos, de Santiago y los apóstoles Pablo y Pedro:

Gal. 2:9  “Santiago, Cefas y Juan, que eran tenidos por columnas de la iglesia, reconocieron que el Padre me había concedido este privilegio, y para confirmar que nos aceptaban como compañeros, nos dieron la mano a mí y a Bernabé, y estuvieron de acuerdo en que nosotros fuéramos a trabajar entre los no judíos, mientras que ellos trabajarían entre los judíos.”

   Al decirle

"No tengas miedo;” 

Significa que estaba justificado por la bondad inmerecida del Juez Supremo el padre, que a pesar de su condición pecaminosa era leal a la fe, a la obediencia y al sacrificio del hijo. Además Juan sabía cual era el concepto fundamental en el amor, como  lo expresó a las iglesias en la primera de sus cartas al repetir la enseñanza el Mesías:

(1Juan 4:18)  “Donde hay amor no hay miedo. Al contrario, el amor perfecto echa fuera el miedo, pues el miedo supone el castigo. por eso, si alguien tiene miedo, es que no ha llegado a amar perfectamente.”

(Juan 14:27)  "Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se la doy como la dan los que son del mundo. No se angustien ni tengan miedo.”

       Ahora Juan escucha una declaración que afirma lo que el y todos los apóstoles habían escuchado a Yahshoúa el Mesías y lo que luego ellos mismos enseñaban a todos los discípulos que abrazaban la fe. El sumo sacerdote que él ve le dice: “yo soy el primero y el último, y el que vive.”

       Esta expresión tiene fundamentos desde lo declarado por el Juez Supremo en Génesis 3:15hasta el día de hoy. Pero veamos a grandes rasgos para que usted entienda.

(Proverbios 8:22) "El Padre Excelso me creó al principio de su obra, antes de que él comenzara a crearlo todo.”)

       El que se expresa en primera persona en este pasaje bíblico de proverbios es el unigénito antes de venir a la tierra como  hombre. “…antes de que él comenzara a crearlo todo.” Dice, fui el primer en ser creado, esto explica que fue la primera y única creación del Padre, por eso dice soy el primero y el último.

Después de crear a su hijo, no creó absolutamente más nada. Las escrituras señalan quien fue el obrero maestro. (En la página con el título:[Yahshoúa el Mesías, el hijo del Padre  -1, 2 y 3]  en este mismo blog, podrá obtener más información sobre el tema.)

(Pro 8:30) “yo estaba allí, como arquitecto, y era yo todos los días su delicia, jugando en su presencia en todo tiempo,”

(Juan 1:1 – 3)  “1En el principio ya existía la Palabra; y aquel que es la Palabra estaba con el Padre. 2  Él estaba en el principio con el Creador. 3  Por medio de él, el Padre Excelso hizo todas las cosas; nada de lo que existe fue hecho sin él.”

(Colosenses  1:16) “porque en él fueron creadas todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra los seres visibles y los invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados y Potestades: todo fue creado por medio de él y para él.”

(Juan 1:14)  "Aquel que es la Palabra se hizo hombre y vivió entre nosotros. Y hemos visto su gloria, la gloria que recibió del Padre, por ser su Hijo único, abundante en amor y verdad.”

Como  podemos observar, alcanzamos a saber por medio de las escrituras porqué dice el primero y el último. Pero hay  más aún en lo que se refiere a la actividad del todopoderoso Padre justo como creador y fuente de la vida.

 Cuando el Mesías fue asesinado por predicar la verdad entre su pueblo y ante los gobernantes del mundo hasta sus apóstoles y discípulos fueron esparcidos como  ovejas sin pastor, pero claro, los primeros seguidores del Mesías no llegaron a entender lo que significaba ese sacrificio a favor de la humanidad. Por que esta escrito:

(Juan 3:16,17)  16"Pues el Padre Justo amó tanto la creación, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna. 17  Porque el Padre no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.”

Ahora como sería el conducto para lograr la vida eterna por medio de este hijo único del Padre Justo si había perdido la vida. Bueno, en el poder absoluto e infinito del Padre hizo posible la resurrección de entre los muertos de su único hijo, así lo declara las escrituras. El Padre Justo mismo lo creo de nuevo en una condición muy superior a la que tenía antes de venir y sufrir en la tierra.

(1Corintios 15:20) “Pero lo cierto es que Yahshoúa ha resucitado. Él es el primer fruto de la cosecha: ha sido el primero en resucitar.”

(Hechos 26:23)  “que el Mesías tenía que morir, pero que después de morir sería el primero en resucitar, y que anunciaría la luz de la salvación tanto a nuestro pueblo como a las otras naciones."

Es por eso que este sumo sacerdote que habla con Juan le dice:

“…y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre..." 

Este sumo sacerdote, es decir Yahshoúa el esclavo fiel y discreto, no les esta declarando que ha resucitado, por que sus apóstoles y discípulos así también como las mujeres que lo ministraban ya lo habían visto resucitado, sabían que estaba vivo y que había ascendido al cielo.

(Juan 20:17,18)  17". . . Yahshoúa le dijo: “Deja de colgarte de mí. Porque todavía no he ascendido al Padre. Pero ponte en camino a mis hermanos y diles: ‘Asciendo a mi Padre y Padre de ustedes y a mi creador y creador de ustedes’”. 18 María Magdalena fue y llevó las nuevas a los discípulos: “¡He visto al Señor!”, y que él le había dicho estas cosas.”

(Hch 1:8,9)  8“pero cuando el Espíritu de la verdad venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra. 9  Dicho esto, mientras ellos lo estaban mirando, Yahshoúa el hijo del hombre fue levantado, y una nube lo envolvió y no lo volvieron a ver.”

Por tal motivo el Apóstol Pablo se expresó en forma concluyente e incontrovertible cuando algunos, así como hoy sucede también, negaban la resurrección del Mesías.

(1Co 15:12 – 19)  12“Pero si nuestro mensaje es que Yahshoúa resucitó, ¿por qué dicen algunos de ustedes que los muertos no resucitan? 13  Porque si los muertos no resucitan, entonces tampoco Yahshoúa resucitó; 14 y si Yahshoúa no resucitó, el mensaje que predicamos no vale para nada, ni tampoco vale para nada la fe que ustedes tienen. 15  Si esto fuera así, nosotros resultaríamos ser testigos falsos del Padre Justo, puesto que estaríamos afirmando en contra del Padre que él resucitó a Yahshoúa, cuando en realidad no lo habría resucitado si fuera verdad que los muertos no resucitan. 16 Porque si los muertos no resucitan, entonces tampoco Yahshoúa resucitó; 17 y si Yahshoúa no resucitó, la fe de ustedes no vale para nada: todavía siguen en sus pecados. 18 En este caso, también están perdidos los que murieron creyendo en Yahshoúa el Mesías. 19 Si nuestra esperanza en Yahshoúa solamente vale para esta vida, somos los más desdichados de todos.”

"...Yo tengo las llaves del reino de la muerte.”

El Mesías esta señalando que ahora tiene el poder sobre la vida y la muerte, el juzgará quien es merecedor de la vida que por medio de su sacrificio la humanidad le es posible adherirse a la vida conforme cumpla los mandamientos del Mesías, el amor abnegado.

Juan 5:21-22  Porque así como el Padre resucita a los muertos y les da vida, también el Hijo da vida a quienes quiere dársela. (22) Y el Padre no juzga a nadie, sino que le ha dado a su Hijo todo el poder de juzgar,

Juan 5:28-29 “No se admire de esto, porque va a llegar la hora en que todos los muertos oirán su voz y saldrán de las tumbas. Los que hicieron el bien, resucitarán para tener vida; pero los que hicieron el mal, resucitarán para ser condenados.”

gustavomoreira-@hotmail.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Apocalipsis 1: 17, 18.-

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre